«Quien ama el peligro, perecerá en él». [San Agustín, Conf. 6, 12]

 

«No ames lo que te es impedimento, si quieres evitar el tormento». [San Agustín, Serm. 311, 4]