«Y toda [mi conversión] consistió en esto: no querer lo que antes quería, y querer lo que Tú querías». [San Agustín, Conf. 9, 1,1]

 

«Mi peso es mi amor; él me lleva dondequiera que vaya». [San Agustín, Conf. 13, 9, 10]

 

«Por el amor que le toman [a las cosas], se hacen esclavos suyos, y esta servidumbre les estorba el juicio». [San Agustín, Conf. 10, 6]

 

«El hombre no se mueve por sus pies, sino por sus afectos. Hasta sus propios pies son movidos por sus afectos». [San Agustín, Enarr. In Ps. 9, 15]

 

«El hombre es llevado hacia arriba o hacia abajo dependiendo de la naturaleza de su amor». [San Agustín, Civ. Dei 11, 28]

 

«Cada hombre es lo que ama». [San Agustín, De div. Quaest. 83, 35]

 

«Ético es lo amable»

 

«Es claro que no todos pueden dedicarse a la cien­cia con esfuerzo y por eso Cristo ha dado una ley sencilla que todos la puedan conocer y nadie pueda excusarse por ignorancia de su cumplimiento. Esta es la ley del amor divino». (Opus Theo, Sto. Tomás de Aquino)

 

«Cada uno es tal cual es su amor» [San Agustín, Tr. 1° Carta S. Juan, 2, 14] 

 

«El hombre no es verdaderamente feliz porque tenga lo que ama, sino porque ama lo que debe ser amado». [San Agustín, Comentarios a los salmos 26, 2, 7]

 

«En esta vida, toda tentación es una lucha entre dos amores» [San Agustín, S 344,1]

 

En realidad no se llama con razón ‘hombre bueno’ al que sabe lo que es bueno, sino al que ama lo bueno» [San Agustín, Civ Dei, XI, 28]

 

«Cuando se pregunta si algún hombre es bueno, no se inquiere qué cree o espera, sino qué ama» [San Agustín, Enquiridion, 117, 31]

«El amor a la verdad busca el ocio santo» [San Agustín]

«El amor a la verdad busca el ocio santo» [San Agustín]