«Al lado de los ‘conflictos freudianos’ […] hay que poner atención en los ‘conflictos morales’, es decir, en el rechazo de un juicio moral complejo cuyo dinamismo y cuya acción son de otra manera tan poderosos y graves como los de los complejos freudianos». [Henri Baruk]

«El conflicto entre los deseos se produce en virtud de una doble percepción de la temporalidad: la captación del placer inmediato, en presente, por parte del instinto del placer, y la captación de lo bueno, independientemente del ahora, por parte del intelecto». [Cf. Aristóteles, Acerca del Alma, III, 10]