«El error respecto al fin es pésimo» (Santo Tomás de Aquino)

 

«Un pequeño error en el principios se transforma en un gran error al final» (Aristóteles)