«Eliminar por completo la finalidad equivale a declarar ininteligible a la naturaleza». (Charles De Koninck)