«El fin es lo primero en el orden de la intención, y lo último en el orden de la ejecución» (Aristóteles)