«La ley escrita en los corazones no la puede borrar ni el mismo pecado. Pues: ¿qué ladrón hay que sufra sereno a otro ladrón?» [San Agustín, Conf. 2, 4]

 

«Ético es lo amable»

 

«El amor genuino asume y compendia toda la ley natural»

 

«La ley natural es una ley tal, que cualquier hombre de buena voluntad puede verse reflejado en ella». 

 

«Hay muchos hombres que gustan de engañar a los demás, no hay uno solo que guste de ser engañado». [San Agustín, Conf. 10, 23]