«Una ley no produce nada sin una causa para hacerla actuar. […] como si las leyes pudieran causar cualquier cosa sin un agente para ponerlas por obra». [Etienne Gilson]