«El positivismo, el método científico exacto, es enormemente útil; más aún, es absolutamente necesario para superar los problemas de una humanidad que está desarrollándose continuamente. Pero el positivismo como visión del mundo es insostenible y representa el final del ser humano». (Joseph Ratzinger)