«Por donde pecas, pagas».

«Quien ama el peligro, perecerá en él». (Eclesiástico 3, 27)

«Quien excava una fosa, caerá en ella». (Proverbios 26, 27)

«Las malas decisiones se pagan».
 

«Las decisiones buenas son liberadoras».